Entrevista a Francisco Montiel, Gerente de “Muebles Montiel”

¿Qué productos ofrece actualmente “Muebles Montiel” al mercado? ¿En qué mercados opera?
Podemos decir que en este momento tratamos de dar cobertura a todo tipo de necesidad relacionada con el equipamiento de espacios de trabajo. Mobiliario, por supuesto, y también un amplio abanico de servicios, que van desde el pavimento técnico o el tabique móvil, pasando por el interiorismo o el alquiler de mobiliario, y llegando a la ejecución de proyectos integrales, “llave en mano”.

Sin embargo, nuestra mejor oferta y la que no deja de demandarse y crecer es la del mobiliario reciclado o de ocasión. Creemos en la sostenibilidad y somos conscientes del tremendo impacto que la industria tiene sobre el medio ambiente y, aunque siempre nos hemos dedicado a ello, hoy en día es vital tener en cuenta este aspecto y promoverlo al máximo.

El mobiliario reciclado es nuestro “hijo favorito” y del que más orgullosos estamos. Además, se demanda tanto en España como en mercados internacionales, como Alemania, Dinamarca, Reino Unido o, incluso, Estados Unidos.

¿Qué trayectoria tiene su empresa?
Hemos intentado, desde luego, mantener siempre la filosofía de la segunda vida para los muebles, que es nuestra esencia, para poder ofrecer productos de alta calidad y grandes firmas a muy buen precio, al no tratarse de producto nuevo, que suele ser realmente costoso.

Así, con un buen producto y una atención al cliente muy, muy personalizada, hemos ido evolucionando hacia nuevos conceptos, pero siempre manteniendo la esencia de ser una empresa familiar, cercana y dedicada por completo al cliente.

Tratamos de ofrecer un producto estupendo, con un trato estupendo e intentaremos no perder nunca ese trazo.

¿Cómo se ha adaptado una empresa de tanto recorrido a los tiempos actuales?
Como en el caso de cientos y cientos de empresas, la adaptación al medio es fundamental para la supervivencia. Y la adaptación es constante, ya sea a la economía (especialmente en las épocas menos fáciles), ya sea a la tecnología, fundamental para evolucionar. Pero, al final, el objetivo es siempre adaptarse a lo que necesita el cliente así que lo haremos pasando por lo económico, lo tecnológico o lo que sea necesario.

¿Cómo ha cambiado su sector en los 30 años que llevan trabajando en él?
Sobre todo, en el crecimiento y la diversificación de los canales de compra-venta. Supone todo un estímulo para empresas que llevan tantos años en el mercado, pero hay que saber adaptarse para no quedarse atrás y seguir destacando en el sector.

¿Es la zona de la Vega Media y, por extensión, la Región de Murcia un buen sitio para ser comerciante o empresario?
Según nuestra experiencia, sin duda. De no ser así, probablemente habríamos buscado otros escenarios y, aunque como en todo el país, hemos pasado momentos difíciles, nuestra tierra y nuestra gente nos encantan. Forman parte de nuestra personalidad corporativa y amamos ser empresa murciana.

¿Cuáles son los principales problemas que se encuentran actualmente los empresarios en su actividad diaria?
Siempre se puede hacer una buena lista de problemáticas, en cualquier empresa, de cualquier sector. Pero las dificultades forman parte del trabajo y hay que tomarlas como oportunidades de mejorar, de explorar opciones, de encontrar nuevas fórmulas… Al final es un continuo aprendizaje.

¿En qué situación se encuentra ahora mismo la economía murciana y española?
Notablemente mejor que un año atrás. Es ya palpable de alguna manera, aunque nos queda mucho por remontar. No obstante, hay mucha sinergia y nos nutrimos los unos de los otros. Los emprendedores, especialmente, están siendo un factor clave para nuestra economía y el crecimiento colateral de muchas empresas y sectores.

Muchas iniciativas emprendedoras acaban desapareciendo en un corto plazo de tiempo. En su opinión y con la experiencia que atesora, ¿qué haría falta para que esa tasa de fracaso disminuyese?
Aunque cada caso tiene sus idiosincrasias, el emprendedor -especialmente en las primeras fases- precisa de un soporte al que poder acudir y en el que poder asesorarse para no dar demasiados pasos en falso y no terminar por agotar sus recursos a base de cientos de ensayo-error.

En ese sentido el asociacionismo puede ser una gran herramienta…
Precisamente a eso me refería hablando, por ejemplo, de los emprendedores. Para todos los que poseemos un negocio, es importantísimo contar con ciertos apoyos y esto es tan necesario para los que empiezan como para los que llevamos décadas en los negocios.

¿Qué importancia cree que tiene la labor de ASECOM entre los empresarios y comerciantes de la zona?
Es una tranquilidad que una agrupación tan sólida vele por los comerciantes de la Vega Media. La asesoría, el apoyo, el control e incluso la formación son ingredientes esenciales en el desarrollo de nuestra actividad y ASECOM nos garantiza un sinfín de intercesiones que realmente necesitamos.

Además, el sentimiento de pertenencia es un beneficio intangible, pero enorme, y estoy seguro de que todos apreciamos altamente no sólo la enorme labor de la asociación, sino el sentimiento que nos genera pertenecer a ella.

¿Qué supone para su empresa el reconocimiento por parte de ASECOM como “Comerciante del año”?
¿Qué puedo decir? Una satisfacción, un orgullo y un honor. Me siento especialmente unido a ASECOM, fui el primer socio y me ha acompañado desde el inicio. No se me ocurre mejor reconocimiento por venir de quien viene.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR